Casas sevillanas del XVI y del XVII – 21


Muestra de casas sevillnas desde el Barroco hasta la Edad Media ©Maratania

El siglo XVI trajo la apertura de los edificios a la calle. Hasta entonces dominó la falta de luces y ventanas hacia el exterior, como en la Casa del rey Moro, casa del siglo XV. Las fachadas siguen el modelo, que acabó imponiéndose en el seiscientos, por el que se abrieron a la calle ventanales y balcones, alcanzando paulatinamente el balcón principal cada vez mayor importancia y complejidad, proceso que culminó con los del Palacio Arzobispal o San Telmo. Esta evolución se inició en el XVI, como nos relata Pedro Mexía: “todos labran ya a la calle, y de diez años a esta parte se han hecho más ventanas y rejas a ella que en los treinta de antes”. El esquema de la casa-palacio sevillana, heredada de la tradición grecorromana y mantenida en la época islámica, se articula en torno al patio. A su alrededor se repartían las habitaciones de la casa y, tras ella, el jardín o huerto.

Los principales casas estaban repartidas por la ciudad, ya que la aristocracia se dispersó por ella, siendo a su vez, patronos de los templos de sus collaciones: Los Ribera se establecieron en la parroquia de San Esteban (Casa de Pilatos); el duque de Arcos en Santa Catalina (antiguo colegio de los Escolapios), el duque de Medina Sidonia en San Miguel (Plaza del Duque), los Pineda (Casa de las Dueñas) en San Juan de la Palma; los marqueses de La Algaba en Omnium Sanctorum, etc.

La casa de los marqueses de la Algaba, en la que destaca su balcón gótico mudéjar, fue levantada hacia 1474 y perteneció a éstos hasta 1882. Ejemplifica bien la tumultuosa vida del caserío sevillano; desde entonces, se utilizó como teatro, casa de vecinos, almacén e, incluso, sus jardines, como cine de verano. Finalmente, fue restaurado por el Ayuntamiento para usos municipales. Muchas no tuvieron la misma suerte y sucumbieron a la piqueta de un supuesto progreso.

P.D.: Los textos que ve en este artículo y en otros de la bitácora son de mi autoría, sin embargo, en noviembre de 2012 hemos publicado Casas Sevillanas desde la Edad Media hasta el Barroco con textos de uno de los máximos expertos en arquitectura sevillana, el catedrático Teodoro Falcón.
Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin

Compralo ya2Compralo ya3Compralo ya

 

Anuncios

Acerca de maratania

Compaginamos la edición de libros con servicios editoriales y de diseño a empresas, fundaciones y administraciones públicas. La calidad de nuestros textos, fotografías, gráficos, diseño, maquetación, impresión, encuadernación y transporte garantiza las más exigentes necesidades de nuestros clientes. Estamos en Sebastián Elcano, 6B, local dcha. 41011, Sevilla. Para contactar con Maratania, por favor, envíenos un correo a maratania@maratania.es o llámenos al 626680793.
Esta entrada fue publicada en Arquitectura Civil Sevillana, Casas, Maratania, XVI, XVII y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

20 respuestas a Casas sevillanas del XVI y del XVII – 21

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: La casa de los Pinelos « La Bitácora de Maratania

  3. Pingback: La Casa de los Sánchez Dalbo « La Bitácora de Maratania

  4. Pingback: La casa de los Mañara y la judería sevillana « La Bitácora de Maratania

  5. Pingback: La casa de la condesa de Lebrija – Sevilla « La Bitácora de Maratania

  6. Pingback: La Casa de Pilatos – la casa de los Ribera – la casa de los duques de Medinaceli – Sevilla « La Bitácora de Maratania

  7. Pingback: La casa de los Bucarelli – marqueses de Vallehermoso y condes de Santa Coloma – Sevilla « La Bitácora de Maratania

  8. Pingback: La casa de los marqueses de la Algaba – Sevilla « La Bitácora de Maratania

  9. Pingback: La casa de Altamira en Sevilla – De residencia de los duques de Béjar a sede de la Consejería de Cultura « La Bitácora de Maratania

  10. Pingback: La Casa del Rey Moro, la más antigua de Sevilla « La Bitácora de Maratania

  11. Pingback: La casa de los Padilla en la calle Verde y el hotel de las Casas de la Judería « La Bitácora de Maratania

  12. Pingback: La casa de los Levíes o de Rodrigo de Xerez en Sevilla « La Bitácora de Maratania

  13. Pingback: El Palacio Arzobispal de Sevilla – De termas imperiales a residencia de los prelados hispalenses « La Bitácora de Maratania

  14. Pingback: Las casas sevillanas en el siglo XVIII « La Bitácora de Maratania

  15. Pingback: La Cilla del Cabildo de Sevilla – A propósito del museo de Arte Contemporáneo y de la galería M11 « La Bitácora de Maratania

  16. Pingback: Los 12 sevillanos ilustres del palacio de San Telmo de Susillo « La Bitácora de Maratania

  17. Pingback: La cancela, la puerta más abierta – La casa sevillana en el siglo XIX « La Bitácora de Maratania

  18. Pingback: La Arquitectura contemporánea en Sevilla – De Lupiáñez a las Setas « La Bitácora de Maratania

  19. Pingback: La casa de las Columnas – La Universidad de Mareantes de Triana « La Bitácora de Maratania

  20. Pingback: Cassas de su morada | ARISTOCRACIAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s