El Costurero de la Reina, donde doña Mercedes y don Alfonso vivieron felices y comieron perdices – (228)


sanlucae de barramedaEn el siglo XIX la arquitectura historicista rescató estilos del pasado para levantar nuevos edificios; ejemplo típico de ello es el neogótico Parlamento Británico (1840-1865). En España, esa corriente dio como fruto el estilo neomudéjar, como estilo histórico propiamente español. La plaza de toros de Madrid de Rodríguez Ayuso y Álvarez Capra de 1874 se considera como el arranque de este modelo. Poco después, en 1876,  los duques de Montpensier encargaron a Juan Talavera de la Vega el cierre de la fachada principal de su palacio de verano en Sanlúcar de Barrameda, que se levantaba siguiendo los más variados modelos historicistas: italianizantes, rococó, egipcio, chinesco… Talavera añadió el neomudejar en su intervención. Esta fachada recuerda de manera clara a otra obra suya concluida en 1893, el sevillano Costurero de la Reina. Este pequeño castillete en los jardines de San Telmo se levantó como pabellón del Guardia Mayor de los Jardines. Como ya sabemos, ese mismo año, la duquesa María Luisa de Orleans cedió los jardines de San Telmo a la ciudad, reservándose una pequeña parte junto al palacio que se cercó, quedando este pabellón en uno de sus vértices.

Si como hemos visto, en el siglo XIX, se rescataron arquitecturas históricas, de igual manera, en ese siglo, personajes como los Hermanos Grimm o Andersen rescataron, a través de sus cuentos, historias centenarias en las que castillos y princesas eran lugares comunes. Con ese poso, no es de extrañar que, en movimiento inverso, el pueblo, ante el encanto del castillete, imaginase que la malograda reina María de las Mercedes (1860-1878), hija de los duques, cosía con sus damas en él, mientras que, románticamente, esperaba la visita de su amado Alfonso XII. Y así, como los cuentos superan la realidad, para los sevillanos será por siempre jamás el Costurero de la Reina donde doña Mercedes y don Alfonso vivieron felices y comieron perdices que, ¡cómo no!, les brindaba el Guarda Mayor de los Jardines de San Telmo.

Costurero

Juan Pablo Navarro Rivas
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es  www.maratania.es   Facebook  Twitter  Linkedin

Guardar

Guardar

Anuncios

Acerca de maratania

Compaginamos la edición de libros con servicios editoriales y de diseño a empresas, fundaciones y administraciones públicas. La calidad de nuestros textos, fotografías, gráficos, diseño, maquetación, impresión, encuadernación y transporte garantiza las más exigentes necesidades de nuestros clientes. Estamos en Sebastián Elcano, 6B, local dcha. 41011, Sevilla. Para contactar con Maratania, por favor, envíenos un correo a maratania@maratania.es o llámenos al 626680793.
Esta entrada fue publicada en Arquitectura Civil Sevillana, Monumentos, Regionalismo, XIX y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El Costurero de la Reina, donde doña Mercedes y don Alfonso vivieron felices y comieron perdices – (228)

  1. Anónimo dijo:

    me parece super good

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s